Salud Tu cuerpo
18/11/2014

Lucí un cabello con onda

En medio del furor del alisado, te damos razones para no seguir a la manada y llevar tus rulos con orgullo.

La mayoría de las mujeres que tiene pelo ondulado ha tenido que responder alguna vez a la pregunta: “¿por qué no te lo planchas?”. Como si algo estuviera mal en su cabeza. En muchos casos, la búsqueda del lacio perfecto se relaciona más con un mandato cultural que por verdaderas razones estéticas.

Sin embargo existen varios motivos por los que hoy es furor el alisado. En primer lugar, hay una gran oferta y publicidad de este tipo de tratamiento en las peluquerías a precios muy accesibles y los primeros resultados son sorprendentes ya que el pelo luce suave, con un brillo soñado y muy manejable.

Más allá  de que con el tiempo la magia se desvanezca, son muchas las mujeres que cambiaron su look al lacio y no volvieron a lucir sus ondas nunca más. El porqué de esta elección tiene que ver con varias cuestiones: en principio, el lacio luce más prolijo y brillante. Por otro lado, en muchos casos, son los mismos peluqueros los que incitan a sus clientas a alisarlos por una cuestión netamente comercial. Asimismo, existe una creencia de que los hombres las prefieren “lacias”.

Sin embargo es hora de derribar mitos. En primer lugar, los buenos profesionales cuentan con productos para hidratar los rulos pero sobre todo saben realizar buenos cortes que permiten que se vean prolijos y sexys. Además hoy en día hay muchos artículos cosméticos para usar en casa a base de queratina que te permiten bajar el frizz y dominarlo a tu gusto sin necesidad de recurrir siempre al peluquero.

En cuanto a los favoritismos masculinos, no hay ninguna encuesta definitiva que ratifique que prefieren a las mujeres con pelo de japonesas. Por el contrario, es sabido que la mayoría prefiere rostros frescos y mientras que los rulos suavizan las facciones el lacio las endurece. 

En fin, el lacio es maravilloso pero nadie con más onda que quienes llevan sus rulos con actitud.