Salud Tu cuerpo
09/10/2014

La época de los piropos

La primavera para muchos es la época ideal del año. Un clima especial que nos predispone más al acercamiento con el otro, donde los piropos brotan como las flores de estación.

Las chicas sabemos que en este “primer verano” (según el significado de primavera  en latín), reciben más piropos que nunca y esto no es sólo porque la ropa empieza a prescindir de tela sino porque al subir la temperatura y haber más luz solar, existe una mayor producción de hormonas, como las feromonas, sustancias químicas que influyen en la actividad sexual.

El arte de la seducción en palabras data del siglo XII momento en que la manera correcta, para un miembro de la realeza, de enamorar a una mujer era con dichos poéticos e ingeniosos. En nuestros tiempos de mensajes cortos y palabras mutiladas, pareciera que el piropo, en la mayoría de los casos,  ha dejado de ser una herramienta de persuasión para formar parte de la diversión de algunos que no pretenden más que liberar su deseo en forma verbal.

Por este motivo en nuestra época, el piropo se ha vuelto blanco de protestas feministas que lo toman como una agresión verbal ofensiva y, en muchos casos, están en lo cierto ya que abundan las frases obscenas a las ingeniosas y más que adular, violentan a quienes va dirigido. Sin embargo, en su etimología, una de las versiones de la palabra piropo es “ojo deslumbrado por la belleza”, y por tanto su fin sería comunicar esa fascinación, claro que el  modo de hacerlo es lo que está en discusión.

Si sos de las que aún se siente insultada con estas frases populares, tenes que saber que, un piropo sutil, puede subirnos el autoestima y sacarnos una sonrisa cuando menos lo esperamos. Aprender a aceptar los elogios nos puede enseñar a valorar algún atributo que, por nuestra  percepción distorsionada, no podemos ver en  nosotros mismos.

Es primavera, momento de hacer florecer tus encantos y de agradecer a quien los valora.