Salud Tu cuerpo
02/03/2015

¡Hacele frente al estrés ya!

La sobrecarga de estrés puede generarnos distintos trastornos a nivel físico y emocional. En esta nota te damos algunos consejos para mantenerlo bajo control.

El estrés es una respuesta natural del organismo ante situaciones que percibimos como amenazantes y es una reacción vital para nuestra supervivencia. No obstante, cuando se vive en constante tensión, el estrés se vuelve peligroso al comprometer la salud física y emocional e impedirnos vivir una vida normal.

Los síntomas más frecuentes del estrés son tensión muscular, fatiga, insomnio, respiración agitada, irritabilidad, aumento o disminución del apetito, dificultad para concentrarse, pérdida de la memoria, entre otros.

A pesar de que es casi inevitable sentirnos estresados antes ciertas situaciones, hay maneras de combatir o atenuar los síntomas con simples prácticas que valen la pena empezar a desarrollar. Algunas de ellas pueden ser:

  • Hacerse tiempo para un mismo: por ejemplo, realizar actividades placenteras y que permitan despejar la mente  tales como caminar, escuchar música, pintar, etc.
  • “Desconectarse”: apagar por unas horas al día los teléfonos celulares, computadoras u otros aparatos que te inciten a estar mucho tiempo frente a una pantalla.
  • Comer sano y despacio: algunos alimentos anti estrés son la banana, los frutos secos y la leche.
  • Amigarse con la lectura: se ha comprobado científicamente que leer reduce los niveles de estrés en un 68%
  • Tomar un baño prolongado: estimula la circulación sanguínea y calma el sistema nervioso.
  • Aprender a relajarse: por ejemplo con ejercicios de respiración o mediante técnicas de meditación de las que existe una gran variedad (si tu excusa es la falta de tiempo podes empezar con la técnica de meditación en un minuto)

Lo importante es no hacer caso omiso a los síntomas del estrés para que no se convierta en algo crónico, y nunca dejarnos vencer por los inconvenientes que la vida nos presenta. Al final, como dice el dicho: “todos los problemas tienen solución, si no, no serian problemas”.