Salud Tu cuerpo
11/04/2016

El origen de una piel sensacional

Cada piel es un mundo pero los dermatólogos concuerdan en cuatro procedimientos básicos para su cuidado.

Limpiar, tonificar e hidratar durante el día y limpiartonificar y nutrir por la noche. Si sos constante en seguir estos pasos, estarás en el camino de tener una piel radiante. 

1.    Limpiar

Pones la crema de limpieza  en: frente, nariz, mentón, mejillas y cuello. Trabajas con las yemas de los dedos durante 5 minutos y retiras.

2.    Tonificar

Estas lociones, afinan los poros y quitan vestigios de crema de limpieza. Tiene como principal objetivo estimular la circulación  sanguínea y conservar la elasticidad. 

Para aplicarlo utilizas algodón  humedecido con loción, esparcis sobre el rostro y con los dedos realizas tecleo sobre la piel. No se retira. 

3.    Hidratar

Los hidratantes son bases incoloras que le aportan y restauran el agua a la piel.

4.    Nutrir

Las cremas nutritivas tienen por objetivo devolverle a la piel los elementos nutritivos que va perdiendo. 

Pueden ser simples o complejas. Las simples es aconsejable usarlas a partir de los 20 años y  las complejas después de los 30.

 

Por último, un truco para cuidar tus labios es colocar protector labial antes de dormir, eso evitará que se resequen  durante el descanso.