Salud Tu cuerpo
11/05/2015

Consejos para evitar el Tecnoestrés

A pesar de que el uso de las nuevas tecnologías debería facilitarnos la vida, algunos se vuelven consumidores-esclavos. En esta nota te contamos cómo hacer un buen uso de ellas.

Debido a la inagotable oferta de productos tecnológicos y la fácil accesibilidad a los mundos virtuales, hoy se escuchan términos como nomofobia  (miedo irracional a estar sin el teléfono celular), tecnoestrés (adicción psicológica que puede producir el uso continuado de la tecnología) o síndrome de fatiga informativa (cansancio producto de la exposición, consumo y manejo excesivo de información).

En realidad una gran mayoría de los usuarios de estas nuevas tecnologías no llega a desarrollar problemas de salud o emocionales por su consumo pero sí es verdad que un alto porcentaje en algún momento dejó de disfrutar de la compañía de alguien por estar mandando mensajes con  Whatsapp o cambió valiosas horas de sueño navegando en la Web.

En el caso de las redes sociales, los psicólogos explican que su popularidad puede deberse a que ofrecen al usuario ser visible ante los demás, reafirmar su identidad y, en algunos casos suele brindar buena respuesta a la necesidad de aprobación. Por ejemplo los “me gusta” de Facebook, funcionan como reforzadores naturales ya que significan consentimiento del otro, como una “palmadita” que a veces necesitamos.

En realidad, el buen uso de las tecnologías no conlleva mayores consecuencias pero el problema surge cuando no podemos prescindir de estos medios sin sentir algún síntoma de ansiedad o preocupación.

Por todo esto, si crees que te estás volviendo un esclava/o de Internet o el celular (o te lo han hecho notar tus allegados) fijate de seguir estos consejos:

  • Probá establecer cierta cantidad de horas al día para navegar en la web y tratá de no excederte de ese límite.
  • También podes elegir un día a la semana como la jornada “desenchufada” donde no uses ni celular ni Internet. Algo así como un "ayuno de tecnología”.
  • En cuanto al celular, tratá de apagarlo durante la noche y hacer salidas cortas sin llevarlo.
  • En el caso de las redes sociales, usalas para contactar amigos o familiares o para divertirte pero evitá que se convierta en el único medio de contacto con otras personas o de descarga de todas tus emociones.

Y por último, dicen que una buena forma de cambiar hábitos es reemplazarlos por otros más saludables. Así que podés aprovechar el día que reservaste para “desenchufarte” para fijarte a cuál de los “amigos” de tu lista en las redes, tenes ganas de ver y organizar un encuentro "cara a cara", casi la única forma de generar un verdadero vínculo de amistad.