Salud Tu cuerpo
25/04/2014

Cómo meditar en casa

Varios estudios han revelado que la meditación es un ejercicio que hace muy bien a la salud mental y física. Muchos se preguntan cómo meditar si no saben, no pertenecen a ningún grupo o nunca han leído nada sobre el tema. Acá te contamos cómo.

Cómo meditar en casa

El concepto general de lo que significa meditar puede aplicarse a cualquier tipo meditación. Los siguientes consejos son para meditar en casa.

Primero, el tiempo de meditación puede ser de 20 a 40 minutos por día. Pero hay quienes prefieren hacer dos meditaciones diarias más cortas. De todos modos, lo más importante es la regularidad porque así se ven los efectos. Los horarios de la meditación pueden ser a la mañana o a la noche, antes de dormir.

En segundo lugar, es recomendable elegir un lugar tranquilo, sin distracciones como ruidos de teléfono o televisión. Debe ser un lugar apropiado y destinado solamente para la meditación, aunque sea muy pequeño.

 

Cómo me preparo para meditar

Es difícil meditar con prendas que aprieten el cuerpo, por eso es preferible usar ropa suelta y cómoda. Telas como el algodón y lino son apropiadas para vestir mientras se medita.

Otra cosa a tener en cuenta es la alimentación: se recomienda no comer antes de comenzar porque no es bueno hacerlo durante la digestión.

 

Cómo se medita

Uno puede preguntarse cuáles son las técnicas de meditación, pero es bueno saber que no es necesaria la posición de loto ni posturas inusuales. Lo importante es mantener la espalda recta para ayudar la respiración y la comodidad. Se recomienda sentarse en el suelo pero también puede hacerse en una silla. La pelvis debe estar levemente inclinada hacia adelante, los brazos y piernas relajadas.

La más universal de todas las técnicas es la de concentrar la atención en el flujo de la respiración. Se puede hacer con los ojos cerrados y con el mentón ligeramente inclinado hacia el ombligo. Con la concentración en la respiración, entonces, se debe exhalar e inhalar lentamente.

El objetivo es que, de a poco, se calle tu mente. Para eso, no debe hacerse más que enfocarse en cómo el aire entra y sale de nuestro cuerpo. Deben ignorarse los pensamientos pensando en que uno no es el pensamiento sino el pensador.

 

Meditar con un mantra

Un buen consejo es meditar con un mantra o sonido sagrado universal, por ejemplo “OM”. Al hacerlo, se debe prolongar la letra “m”, y se debe pronunciar cada cinco segundos aproximadamente. En la meditación nada se hace en apuros, aunque le dediquemos 20 minutos diarios.


Beneficios de la meditación

Los beneficios de la meditación van desde la salud corporal hasta el verdadero conocimiento de uno mismo y el logro de la experiencia directa de estados superiores de conciencia. La meditación previene y libera el estrés, además llena de energía el cuerpo, reduce la presión sanguínea, disminuye dolores relacionados con la tensión - dolores de cabeza, musculares-, ayuda a disminuir el insomnio y mejora el sistema inmunológico.

Con la práctica regular de la meditación la mente puede cambiar: disminuye la ansiedad, mejora la estabilidad emocional, aumenta la creatividad y la felicidad, desarrolla la intuición, se logra mayor claridad y paz mental.

 

Acercarse a la meditación

Para obtener resultados con la meditación es importante hacerlo regularmente, incorporarlo a la rutina diaria. Leer acerca de esta práctica puede ayudar a comprender un poco, pero no se acerca a lo que verdaderamente produce en el cuerpo y en la mente.

Cada vez más personas son las que deciden acercarse a la meditación para poder encontrar un momento de calma mental y relajación, para poder sentir la conexión con uno mismo que muchas veces, o siempre, se olvidan en estos tiempos de vida rápida y acelerada.

Teniendo en cuenta los beneficios que puede darnos la meditación y lo fácil que es hacerlo, vale la pena probar y ver de qué se trata.