Salud Tu cuerpo
25/03/2014

Arrancá el día con energía

La falta de energía se ha convertido en un problema para mucha gente. Muchas horas de trabajo y pocas de sueño, sumadas a las exigencias diarias, hacen que el cansancio se note. Durante todo el día, suele desearse que llegue la noche para caer rendidos

 

Sonidos agradables: Buen despertar


Para levantarse con energía es importante, desde el momento en el que abrimos los ojos, tener en cuenta algunas cosas. El sueño es el responsable de nuestra energía y bienestar durante el día. Por eso, es importante descansar las ocho horas diarias que los especialistas recomiendan. Además, para el momento de despertar, es bueno elegir una alarma que no sea irritante, sino que sea suave y tenga un sonido agradable como el de la naturaleza. No es bueno levantarse de un salto y con un ruido que nos haga empezar el día de mal humor.

Existen aplicaciones móviles como Nature Sounds Alarm que se puede configurar con sonidos de animales o del mar. Otra es Colorful Alarm que puede hacernos despertar paulatinamente: primero ilumina de a poco la habitación, luego se escucha un sonido relajante y, al final, una canción.

Los placeres ayudan a empezar el día con energía


Antes de salir de la cama, es recomendable hacer estiramiento para despertar a los músculos también. Quedarse un rato “haciendo fiaca” y estirarse de a poco es bueno para empezar el día suavemente. Otra cosa que debe tenerse en cuenta es que por la noche el cuerpo se deshidrata, por lo cual es muy importante tomar un vaso de agua antes de ingerir cualquier alimento.

Para absorber más energía a la mañana es una buena idea tomar un baño, al principio caliente, y luego enfriar el agua de a poco para despertar del todo. Si se dispone de más tiempo, el baño de inmersión o con sales y aceites puede ser una manera muy grata de arrancar el día enérgicamente.

 

Desayuno para llenarse de energías


El desayuno es la comida más importante del día y no sólo importa qué comemos, sino cómo lo comemos. El momento del desayuno debe aprovecharse y disfrutarse. Podés comer un mix de cereales con yogur y frutas secas o deshidratadas, jugos frutales, avena, infusiones,  huevos revueltos, nueces, almendras: todos alimentos que nos hagan empezar el día con energía y vitalidad. Mientras se disfruta del desayuno, se puede aprovechar para ventilar la habitación y toda la casa.


Poner el cuerpo en acción


Después de un buen desayuno es muy importante poner el cuerpo en acción y liberar el estrés. Para eso es bueno salir a caminar o ir a pie al trabajo, anotarse en la primera clase del gimnasio o subirse a la bicicleta, eso te llenará de energías para el resto del día. Otra recomendación es tener sexo por la mañana porque, además de empezar el día con una gran sonrisa, nos permite liberar hormonas relacionadas con la felicidad y el apego, endorfinas y oxitocinas respectivamente.

Poner el cuerpo en acción hace que nos llenemos de energía por la mañana y que estemos de mejor humor para afrontar todo lo que nos espera en el día.

 

Cambios de hábito para despertar con energía
 

Por la falta de energías mucha gente suele tomar comprimidos o vitaminas que ayudan a afrontar este problema. Pero, antes que eso, deberían ponerse en práctica todas estas actividades y modificar algunas costumbres para comenzar el día de la mejor manera y para que la energía sea duradera.

Tomar todos estos consejos puede servir para cambiar los hábitos alimenticios, realizar actividad física y regular el estado emocional mañanero. También para consumir menos café con el fin de mantenernos despiertos y tener éxito durante la jornada laboral.

El humor y la energía matinal dependen de vos. Es hora de empezar con el cambio y notar la diferencia de empezar bien y contentos el día.