Salud Alimentación
17/12/2014

Crudivorismo: alimentarse sin fuego

Para algunos es solo una moda, para otros, la manera más saludable de alimentarse. Aquí te contamos que es la llamada “dieta sin fuego” o raw-food.

Quienes hayan escuchado sobre el pueblo de los Hunza, ubicado en la frontera de la India y Pakistán, sabrán que se le atribuye tener el secreto de la eterna juventud con un promedio de vida que va de los 100 a los 120 años. Una de las conclusiones a la que los investigadores han llegado es que su longevidad tiene mucha relación con la dieta que llevan: frutas y verduras crudas, granos germinados y queso de oveja.

Sin embargo esta forma de alimentación no solo es practicada por este recóndito pueblo de Oriente sino que hoy en día tiene muchos adeptos en todo el mundo. Cuando todavía estamos tratando de entender la diferencia entre vegetarianismo y veganismo, hoy nos sorprende escuchar que muchos deciden comer alimentos sin usar fuego argumentando múltiples beneficios para el organismo.

Así es que, los crudívoros tienen como regla general consumir solo alimentos que se puedan comer crudos ya que, según ellos, al cocinarlos, se destruyen sus nutrientes (vitaminas, minerales y los ácidos grasos) y se liberan sustancias tóxicas para el organismo.

Por otro lado, como se trata de una dieta baja en calorías, muchos la han adoptado como un modo de adelgazar rápidamente y,  aunque pareciera que sus comidas están muy limitadas, quienes adhieren a este estilo de alimentación hacen uso de distintos procesos (remojo de legumbres, muchos licuados, y deshidratación de alimentos) que dan lugar a una variedad impensada de comidas.

Sin embargo para algunos nutricionistas, en la mayoría de los casos, los crudívoros sufren la carencia de proteínas, hierro y calcio que deben incorporar con suplementos dietarios. Asimismo, ser crudívoro conlleva ir en contramano de una sociedad como la nuestra que, arraigada en tradiciones culinarias donde todo se cocina, ve a estas personas como extraterrestres que solo siguen modas pasajeras.

En general, en cuanto a alimentación se trata, la mayoría de los nutricionistas expresan que una dieta saludable debe ser variada en alimentos crudos y cocidos, carnes y vegetales. Combinar la dieta crúdivora con otros tipos de dietas no tan extremas (aunque no nos lleven a conservar la juventud eterna) podría ser la clave para vivir y envejecer con más vitalidad.