Moda Tu guardarropa
25/04/2014

Los colores hablan de vos

Mucho se habla sobre las energías positivas y negativas pero no tanto de cómo los colores tienen que ver en ello. La elección de los tonos en nuestras prendas de vestir nos ayudan, por ejemplo, a experimentar distintas sensaciones.

Sin darnos cuenta los colores que nos rodean influyen en nuestro estado de ánimo y en la energía que proyectamos. Estas son premisas provenientes de la cromoterapia, un conjunto de procedimientos de  la llamada medicina alternativa, en la cual no se aplican criterios científicos paraprobar su validez, pero que muchos han experimentado como sumamente efectivos.

En cuanto al color es interesante saber que es pura energía vibratoria y eso no solo genera influencia en nuestras sensaciones sino que, cuando vestimos prendas de cierta tonalidad estamos dando un mensaje subliminal a quien la percibe. Aún sin conocer a fondo a alguna persona, podemos deducir bastante de su personalidad con solo observar la paleta de colores que elige para su indumentaria.

De esta manera, las personas muy observadoras, notarán que quienes usan mucho el rojo suelen ser personas muy extrovertidas, activas, ambiciosas y quizás algo irritables. El azul es usado mayormente por personas analíticas y sensibles. El verde por seres serviciales y cautos, el amarillo por personas espontaneas y comunicativas y el violeta por creativos y elegantes.

Y ¿qué pasa con el blanco y el negro? En el caso de este último se suele decir que refleja emociones negativas porque representa lo desconocido, lo sombrío (no por nada las películas de terror siempre transcurren a la noche). Sin embargo en la moda, el color negro ha podido superar esas connotaciones porque se ha ganado su lugar como representante de la elegancia y el buen gusto.

En el caso del blanco, inmediatamente se lo asocia a la luz, a la frescura, a la pureza. En las prendas de vestir da sensación de perfección (por eso decimos “estaba vestida de punta en blanco”). Este color además, al igual que el negro va bien con cualquier tono lo que hace indispensable  tener una prenda blanca en el placard que nos permita múltiples combinaciones.

Creer o reventar, parecería que esta energía que transmiten los colores puede cambiarnos el ánimo o dejar ciertas impresiones en quien nos observa. Será cuestión de abrir la paleta de matices de nuestro guardarropa y experimentar como nos sentimos cuando probamos nuevos tonos. Al fin y al cabo, la vida es búsqueda, un continuo ensayo y error para sentirnos mejor.