Moda Tu guardarropa
26/03/2014

¿Cómo elegir un corpiño?

¿Cómo elegir un corpiño? Muchas mujeres no saben hacerlo. La variedad es tanta -con aro, sin aro, con o sin push up, con breteles, strapless, tasa soft, deportivo, triángulo, reductor- que nos marea a la hora de comprar.

Funcionalidad y comodidad

La función del corpiño es sujetar, acentuar y/o corregir el busto. Para esto debe adecuarse perfectamente a la forma del busto. Debe, ante todo, ser cómodo y adecuarse también a las prendas que usamos cada día.

 

Elegir el tamaño adecuado

Lo primero que se debe tener en cuenta es el talle. El contorno se mide a la altura del pezón, así podrá saberse con exactitud cuál es el talle correcto. Si es muy chico será incómodo, dejará marcas y sacará rollitos hasta en los cuerpos donde no existan. Si el corpiño se levanta por la espalda es porque queda grande o porque ya se han estirado sus elásticos: hora de cambiarlo.

A la hora de probarlo, fíjate que no te ajuste de más o que no se suba por tu espalda. Debes sentirte cómoda ante todo.

 

Conocer para elegir correctamente

Los aros no deberían sentirse en el cuerpo. Si un aro se clava en la axila, hay que elegir un talle más grande. Es importante también corroborar que la cinta interna por la cual pasa el aro sea 1,5 cm más grande que el mismo, porque de lo contrario no tendrá movilidad y el corpiño se romperá.

Existen tres tipos de aros: el aro entero es el que se usa para los corpiños Balconette; el aro Stupenda, el más usado porque es el que mejor queda a la mayoría de las mujeres; y, por último, el medio aro que es el más bajo y el que se usa en los modelos con push up, que juntan y levantan el busto.

Por otro lado, los breteles no deben sentirse ni muy ajustados ni muy sueltos. Puedes elegir corpiños que no tengan breteles si lo que quieres es mostrar tus hombros.

 

Para las que tienen mucho y las que tienen poco

Para mujeres con poco busto una buena opción son los corpiños de tasa soft. Son armados y no tienen costuras, por lo que resultan muy cómodos y quedan bien con cualquier prenda. Otorga al busto una forma redondeada y aumenta el volumen. otra opción son los corpiños con aro y push up. La función es la misma que la de los anteriores pero con la diferencia que estos sí tienen costuras y a veces pueden resultar incómodos.

Las mujeres que tienen demasiado busto a veces quieren reducirlo. Para esto existen los corpiños reductores con Powernet. Tienen los breteles anchos y las copas altas. Son poco sexys, pero seguramente otorgarán comodidad. Debes tener en cuenta que el corpiño quede alineado.

 

El escote

El corpiño está debajo de las prendas, pero es una pieza fundamental de la vestimenta porque debe ser perfecto para que tenga un buen calce y ayude a resaltar el escote. Tómate tu tiempo para elegirlo: prueba varios, fíjate que no tiene que hacer arrugas en la parte delantera, entre las tazas y el pecho no debe haber aire. Pruébatelo con tus prendas para ver cómo queda cuando estás vestida.

El corpiño ideal para resaltar el escote es el Balconette, pero también es importante elegir de acuerdo a la prenda que se utilice cada día. No es lo mismo un vestido con escote en V, un strapless o una remera con escote redondo y cerrado.

 

Lencería para todas

El corpiño es una prenda que transmite la sensualidad y la personalidad de una mujer. La ropa interior es lo último que se ve, pero es lo que viste primero una mujer. Es por eso que saber cómo elegir un corpiño es tan importante como poder tomarse un tiempo para encontrar el adecuado para cada una.

Hay que aprovechar la variedad de lencería para escoger de acuerdo a nuestro cuerpo y, por sobre todas las cosas, la comodidad y la feminidad.