Moda Lo que se viene
21/08/2014

Los Oxford, pantalones con historia

Hay prendas que marcaron épocas y aunque a veces salen del mercado, siempre las volvemos a ver . Este es el caso de los pantalones Oxford. En esta nota te contamos un poco de su historia y cómo combinarlos.

Cuando hablamos de pantalones Oxford o “pata de elefante” se nos vienen a la cabeza las décadas del 60 o 70, momentos en que se impusieron como tendencia en Europa y luego, en el mundo. Sin embargo, el nacimiento de esta prenda única se remonta a 1925, cuando en la Universidad de Oxford, Reino Unido, un grupo de estudiantes quisieron ir más allá de la moda de la época y comenzaron a usar unos pantalones anchos en forma desmedida (cerca del metro sesenta de contorno), tanto que se los llamó “Oxford bags” (bolsas de Oxford).

    

En aquella época, el uso de estos pantalones estaba  restringido a un grupo de intelectuales que simpatizaban con el vanguardismo, movimiento estético que luchaba contra lo establecido, buscando siempre lo novedoso. Sin embargo, varias décadas después (en los 60 y 70s), el pantalón “pata de elefante”, con una versión más ajustada, fue de uso común entre hombres y mujeres, al estilo “Los ángeles de Charlie”.

    

En la actualidad y luego de ser resucitados en distintas épocas, los pantalones Oxford conviven con los súper chupines y ambos son tendencias para esta nueva temporada primavera-verano. Se encuentran los clásicos de jean, los de telas livianas con estampados florales o más novedosos aún los de telas inteligentes como el suplex, que permite conjugar comodidad y elegancia.

Las ventajas de este tipo de prenda es que favorecen a las que tienen tobillos y piernas gruesas ya que crean la sensación de alargar las piernas.

Si tenés dudas de cómo combinarlo, aquí te damos algunas sugerencias:

  • En cuanto al calzado, este tipo de pantalones quedan muy bien con zapatos altos ya sea con plataformas, sandalias de taco chino o botitas.
  • Arriba, podes combinarlo con camisas (las de estampado escoces quedan muy bien), remeras de algodón, musculosas o camisas de seda para un look de noche.
  • Las más delgadas y osadas, pueden optar por usarlo con un top que contraste con el tiro alto que suelen tener los Oxford.
  • Si optas por los de suplex (tipo calza) podes aprovechar a combinarlo con zapatillas con plataforma que son furor dentro del estilo deportivo urbano.
  • Si elegís usarlo con estampas tené en cuenta que no es conveniente si tus caderas y piernas son muy voluminosas ya que toda la atención se centrará en esa zona. Te conviene uno de color negro combinado con una blusa de estampas pequeñas.

               

Si aún con estos consejos no estas segura de incorporar los Oxford a tu guardarropa, no te quedes con la duda y, solo por gusto, anímate a entrar a una tienda y probarlos. A veces, cambiar el look y salir de las prendas típicas generan cambios no solo exteriores sino también en la actitud. Hace como los vanguardistas de Oxford y adelantate a lo que viene.