Moda Belleza
15/06/2015

Lo nuevo en maquillaje: moderno, antiedad y natural

Conocé las nuevas tendencias en esta nota.

Desde la prehistoria, el maquillaje ha sido usado como herramienta de comunicación no verbal. A lo largo de los siglos fue cumpliendo distintas funciones ya sea demostrar a que clase social se pertenecía, celebrar rituales, expresar estados de ánimo o simplemente realzar la belleza según los ideales de la época.

En la actualidad existen algunas tendencias en el maquillaje que ilustran los valores y costumbres de este siglo XXI.

Una de ellas tiene que ver con el uso de nuevos materiales: se trata de los Eyeliners adhesivos, unos stickers que se colocan en el párpado marcando un trazo como lo haría un delineador. Aunque por ahora no han salido al mercado masivo, los maquilladores de la marca Dior ya lo vienen usando en varios desfiles y quizás en un futuro cercano, se usen a la par de los delineadores comunes.

Por otro lado, y como consecuencia del culto a la juventud eterna, desde los años 90 se utiliza el maquillaje antiedad y lo último en este tipo de cosméticos es el “blur”. Estas cremas son bases alisadoras que, gracias a sus componentes reflectores de luz, crean un efecto óptico de piel perfecta y sin arrugas. Según dicen, sus resultados son similares al del Photoshop.  Sin embargo, aunque suene perfecto para las que quieren evitar las cirugías, los maquilladores profesionales afirman que este tipo de base crea un aspecto muy artificial cambiando las facciones del rostro.

 

Y ya en el otro extremo de las modas encontramos una tendencia que empezó a verse en las redes sociales de las celebridades: el #nomakeup. Aquí tenemos dos alternativas: la ausencia total de maquillaje, es decir mostrarse a cara lavada, o simular no llevarlo usando cosméticos suaves como prebase, corrector y labiales color piel, es decir, mostrarse muy natural, sin colores estridentes.

     

En resumen, hoy como ayer, el maquillaje nos comunica quien somos o quien queremos ser. Nos habla de la perfección, la juventud pero también de la necesidad de mostrar lo que valemos sin necesidad de cambiar nuestros rasgos, porque, como dice el dicho: “la verdadera belleza de la mujer está detrás del maquillaje”.