Moda Belleza
26/03/2014

Cómo elegir el perfume perfecto

Elegir un perfume es algo placentero que puede convertirse en tortuoso. Entre tantos aromas y frascos llamativos podemos terminar mareadas en la tienda y corremos el riesgo de que, finalmente, todos nos parezcan lo mismo.

Conocer para elegir bien

Durante la elección de los perfumes suelen aparecer algunos sentimientos como la nostalgia o el recuerdo. Muchas veces los aromas nos llevan a algún lugar o nos hacen acordar a alguien. Todas esas cosas influyen a la hora de elegir. Pero también debes poder reconocer cuáles fragancias te gustan más: cítricas, florales, herbales, amaderadas, orientales, dulces, suaves o fuertes.

Las notas de un perfume son tres: las notas altas que se perciben desde la vaporización; las notas medias que aparecen a los 10 minutos aproximadamente, son el corazón del perfume; y las notas bajas que son las más pesadas y las que fijan el perfume. Es por eso que se dice que recién un tiempo después de probar el perfume en la piel, uno puede apreciar su aroma verdadero, porque hay que esperar que todas las notas salgan a la luz.

 

Cuestión de piel

Para elegir un perfume es preciso saber que la epidermis tiende a transformar las características naturales de cualquier fragancia. Cada piel es diferente a la otra, dependiendo del PH, por eso es fundamental probar el perfume siempre en tu piel.

Antes de bañarte en distintas fragancias, prueba algunas de la tira olfativa que te dan en los lugares donde venden perfumes y trata de reconocer qué aromas son los que más te gustan.

Luego, prueba los perfumes sobre tu cuello y puño y espera mínimamente media hora para saber si te gusta o no. Después de un tiempo sabrás si es para vos.

La mañana es el mejor momento para elegir un perfume porque es cuando mejor funciona el sentido del olfato. Y, además: no vaporices el perfume sobre tus joyas porque el metal cambiará las propiedades del mismo y trata de no llevar puesta ninguna otra fragancia.

 

Elegir la fórmula apropiada

Cuando probamos perfume sobre la piel, el disolvente (generalmente alcohol) se evapora debido al calor corporal. Sólo permanecen en la piel las sustancias aromáticas que componen al perfume. Estos se obtienen en distintas concentraciones:

El perfume es el más concentrado, tiene desde un 15 a un 40% de sustancia aromática. Le sigue el eau de perfum (EdP), más común que el anterior, con un 15% de concentración aproximadamente. El eau de toilette (EdT) es más suave aún ya que tiene una concentración próxima al 10%. La menos concentrada es eau de cologne (EdC) o agua de colonia, con un 5% de esencia aromática. Esta última suele usarse después del baño ya que ofrece aromas más frescos.

Cuando vayas a comprar, puedes encontrar que hay marcas que presentan una misma fragancia en sus diferentes versiones. Tené en cuenta que cuanto más concentrada sea la fragancia, el precio de la misma subirá.

 

Conservación del perfume

Un perfume bien conservado puede durar entre 2 y 5 años, por lo cual es importante saber que es bueno mantenerlo en su envase original. Para su cuidado, también es preferible guardarlo en un lugar oscuro y que no tenga demasiada variación de la temperatura.

Cuando un perfume se abre y toma contacto con el aire, este altera el contenido del envase. Pero un perfume sin abrir puede conservar su aroma durante muchos años. Aunque su color puede variar un poco, la fragancia será la misma.

Conservar el perfume es muy importante para que siga siendo el mismo que elegimos en un primer momento y para que nos dure durante años.

 

Saber es mejor

Todos estos tips son indispensables a la hora de comprar un perfume. Tener en cuenta el tipo de piel, reconocer las notas, comprender los tiempos, apreciar los aromas, saber sobre las fórmulas hace que podamos conocer sobre el tema y elegir con la mayor  seguridad un producto que es muy importante y especial. El resto, es cuestión de gustos.